Connect with us

OPINIÓN

Gente comprometida con el planeta: Se buscan ciudadanos de alto rendimiento social

Published

on

Comuna México, por Benjamín Mora Gómez //

El papel del ciudadano en nuestra democracia no acaba con el voto.”
Barack Obama

La vergonzante experiencia post electoral de EEUU, tras la derrota de Donald Trump y el triunfo de Joe Biden, debería invitar al Instituto Nacional Electoral (INE), los partidos políticos y la sociedad civil organizada, a la formación de habilidades para ejercer la ciudadanía en la democracia.

La experiencia norteamericana nos mostró que al apartar del ejercicio de la política el horizonte de la trascendencia, la democracia se rebaja a la obsesión del poder en detrimento del pueblo. La experiencia norteamericana nos advierte sobre qué podríamos enfrentar en 2021 si, como ha sido una constante en el pasado de Andrés Manuel López Obrador, pierde la mayoría legislativa y su Cuarta Transformación llega a su muerte anticipada.

En México, poco a poco comprendemos que, al elegir a nuestro presidente, gobernadores, ayuntamientos, senadores y diputados, federales y locales, también decidimos sobre nuestras oportunidades educativas, de salud, laborales, económicas, de inversión en lo público y privado, medioambientales y sociales, implícitas en las promesas de campaña y las no implícitas, calladas, por cada contendiente y sus equipos de campaña, por sus partidos políticos y quienes les financiaron, dentro y fuera de lo permitido por ley.

Al emitir nuestros votos posibilitamos que los compromisos ocultos se paguen con el reparto de cargos en el gabinete, las concesiones de bienes públicos, los contratos de obra pública, las leyes a modo, el perdón de pasados oscuros, etc. Al votar elegimos nuestra posición en el mundo y comprometemos nuestro futuro y el de las siguientes generaciones.

Andrés Manuel López Obrador no es un demócrata, pero tampoco es un hombre pragmático pues muchas de sus decisiones lo hunden y nos hunden; es, sí, un hombre muy parecido a Donald Trump, dispuesto siempre a mentir y a acusar sin pruebas, capaz de incendiar a su país antes de aceptar su derrota, dividiendo.

Nuestro modelo político electoral ha sido expropiatorio de la libertad de pensamiento y conciencia. Por décadas, bajo el argumento de construir una democracia, siempre incipiente, se han negado construir un sistema y contenido educativo sobre el desarrollo de la mente y el espíritu de los jóvenes, forjando su temperamento y carácter, para que sean capaces de responsabilizarse de sus actos y sus efectos para vivir en un mundo cada vez más complejo, cambiante e incierto.

Albert Einstein nos dijo: “La imaginación es más importante que el conocimiento. Porque mientras el conocimiento define todo lo que sabemos y conocemos en la actualidad, la imaginación nos señala todo aquello que aún podemos descubrir y crear”. Necesitamos que los gobiernos nacionales y los organismos globales –Naciones Unidas, Banco Mundial y otros- asuman nuevas formas de reflexión sobre lo que respetan e imponen a mujeres y hombres de todo el mundo. Gran parte de los patrones de conocimiento que manejan son excluyentes y radicales, involutivos y contra vinientes de nuestra herencia moral y ética, rompiendo, además, con la posibilidad de evolución de la conciencia colectiva e individual.

La consciencia humana debe evolucionar dejando atrás los días de la información irreflexiva para asentarnos en los del conocimiento consciente. Estamos convocados a imaginar y trabajar en futuros sociales coherentes, integrados e integrantes, más complejos, reflexivos y orgánicos.

¿Acaso sabremos elegir en 2021 cuando hoy no dimensionamos las condiciones críticas del deterioro ambiental y no nos oponemos a un presidente que se pronuncia por políticas públicas a favor de energías contaminantes para favorecer a sus amigos dentro del gabinete y fuera, en sus empresas; cuando no hablamos sobre los límites del crecimiento económico en medio de una grave crisis financiera global por una pandemia aun no entendida ni dimensionada; cuando no entendemos de justicia social interna ni imaginamos la necesidad de una justicia social global; cuando no protegemos nuestro pluralismo cultural?

Debemos dejar de ser ciudadanos pasivos para volvernos ciudadanos de alto rendimiento social y comunitario: creativos, reflexivos, imaginativos, en diálogo abierto y respetuoso. Debemos aceptar que la competencia, resultado de diversas habilidades e inteligencias sociales, es la mejor manera de salir adelante en la vida.

Debemos reivindicar el ámbito cultural de la educación, arrebatado por la idea de que su propósito debía limitarse a satisfacer fines lucrativos y necesidades empresariales expresadas en puestos de trabajo de alta especialidad. Vivimos en tiempos posnormales en los cuales la creación de conocimiento, la transmisión de conocimiento, la priorización del conocimiento y la difusión de conocimiento será diferente.

Idealmente, en 2021, una ciudadanía global mexicana en acción debería elegir a aquellas mujeres y hombres capaces de responder a los principales desafíos de una sociedad en riesgo por las decisiones precipitadas de un mal presidente. El reto es enorme pues basaremos nuestras elecciones en la impredicibilidad y el control incompleto de un nuevo proyecto de nación y patria. No existen respuestas únicas a cada reto. Lo que está en juego es nuestro destino como personas, comunidad y nación, de ésta y las generaciones futuras. Estamos en tránsito a una nueva era con nuevas sociedades y nuevos derechos civiles, sociales, ambientales, económicos y políticos, en dónde los enfoques heredados resultan inapropiados. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Se reaviva choque AMLO-Alfaro

Published

on

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Al general y estratega militar chino Sun Tzu se le adjudica la frase “haz la guerra para negociar una paz justa”, y viene en el manual El Arte de la Guerra. La política hay quienes la conciben como el arte de la negociación y construcción de acuerdos.

Sabido es el antagonismo que existe entre el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, que alcanzó su punto de ebullición durante la campaña electoral del 2018, donde las descalificaciones entre uno y otro se registraron con un lenguaje de odio.

Los dos políticos ganaron sus elecciones y tuvieron que dejar de lado sus diferencias y buscar tener entendimiento para gobernar, considerando la importancia que tiene Jalisco para el país, por un lado, y por el otro, la necesidad de trabajar con el Gobierno Federal por ser el que provee el 90 por ciento del presupuesto que maneja el Gobierno del Estado, producto de la recaudación de impuestos que hace la federación y otros aprovechamientos, como los derivados del petróleo.

LA RESISTENCIA

Ya llegamos a un tercio del tiempo que han cumplido al frente de sus gobiernos gobierno Alfaro y López Obrador y por lo visto el antagonismo difícilmente se superará. El último Gobernador que se enfrentó a un Presidente fue el tabasqueño Roberto Madrazo a quien el priista Ernesto Zedillo pretendió destituirlo, pero la jugada se la ganó el sureño a tal grado que lejos de ser aplastado se convertiría en presidente nacional del PRI y candidato presidencial en 2006, aunque perdió la elección frente a Felipe Calderón.

¿Qué puede pasar en este choque entre Alfaro y López Obrador? ¿Quién gana y quién pierde con esta confrontación? ¿Quién controlará a quién? ¿Quién cederá? Los grandes perdedores son Jalisco y son México. El poder lo tiene el Presidente, sin duda y es impredecible cómo procesará en el futuro este choque ¿Lo verá como parte de las diferencias de la democracia o esperará la oportunidad para asestar el golpe?

Sin duda tenemos a un Gobernador muy diferente a sus antecesores que preferían llevársela bien con el poder central. El único que tuvo el valor de enfrentarse al Presidente fue el exgobernador panista Francisco Ramírez Acuña, quien le respondió a Fox que el único que lo podía regañar era el pueblo de Jalisco.

RAÚL PADILLA Y ALFARO

El pasado 13 de noviembre el Presidente recriminó la alianza de Enrique Alfaro con Raúl Padilla, presidente de la FIL cuando dijo que en las últimas Ferias del Libro de Guadalajara la han dedicado a atacar a la 4T, cuando traen a Vargas Llosa, Aguilar Camín, Krauze, señalando que Alfaro está aliado con el hombre fuerte del Grupo Universidad.

A López Obrador le molestó que en el marco del Premio Princesa de Asturias que fue entregado a la FIL Guadalajara, como reconocimiento a la gran labor cultural, Padilla criticara al populismo como enemigo del libro, lo que le caló al político tabasqueño.

Al respecto el Gobernador Jalisco se quedó callado y no dio respuesta a ese mensaje del Presidente dirigido desde la mañanera y se dio pie para que se especulara que Alfaro había dejado solo a Raúl Padilla en este episodio.

No fue así. El Gobernador de Jalisco estaba esperando el momento que tuviera mayor impacto para emitir su respuesta y fue este sábado, precisamente en el marco de la inauguración de la FIL edición 2020. Y a juzgar por sus palabras, el político jalisciense fue muy directo y duro. “Cuando los liberales que pretenden reconstruir la nación con guías morales le dicen a la FIL conservadora, lo único que hay que hacer es sonreír ante lo ridículo”.

Esto hay quienes lo interpretan como un mensaje que raya en lo audaz y que es poco prudente. Pero así es como actúa el gobernador Alfaro, es muy directo, y seguramente esto tendrá respuesta hoy lunes. Habrá que ver qué dice el Presidente.

LA ALIANZA FEDERALISTA

En este mes de noviembre la demanda de la alianza de gobernadores que exigen revisión del Pacto Fiscal y que no aceptan se les disminuyan los recursos en el presupuesto del próximo año, ha llevado a que suban de tono sus declaraciones. Se ha advertido de que estos gobiernos estatales se podrían salir del Pacto Fiscal, sin embargo, hasta el momento nadie ha dado un paso adelante para hacerlo efectivo.

Por ejemplo en Jalisco, fuera del nombramiento que le otorgó Enrique Alfaro al periodista Enrique Toussaint para que le coordine una mesa que revise el Pacto Fiscal, no se ha dirigido al Congreso del Estado para que inicie los procedimientos jurídicos que permitan salirse del Pacto Fiscal, que de acuerdo a la ley es el camino más indicado, toda vez que armar una mesa de análisis y discusión, es un tema más mediático que hace ruido, pero cuyas resoluciones y acuerdos no tienen validez jurídica alguna.

Las declaraciones de la Alianza Federalista no surtieron efecto sobre el presupuesto que se discutió y aprobó en San Lázaro. Finalmente, son los resultados son los que cuentan.

Habrá que ver que sigue en este choque y el impacto político-electoral que esto tiene.

Empezaremos el segundo tercio del gobierno con el pleito vivo entre el Gobernador Alfaro y el Presidente López Obrador. Obviamente que esto viene a complicar el ejercicio del gobierno no sólo por la falta de entendimiento, sino por el antagonismo abierto entre dos poderes y de lo que se pueda derivar de esta lucha del poder.

Continue Reading

JALISCO

La mesa que ya no es mesa: Dicen que no vetarán a nadie

Published

on

Por Daniel Emilio Pacheco // 

A unas horas de haber sido aprobado el presupuesto de egresos federal, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro anunció agregaba una Mesa más a las que tiene instaladas en Casa Jalisco.

Esta vez, la Mesa tendría como menú analizar las posibilidades de una negociación del pacto fiscal y la consulta sobre la permanencia del Estado en el convenio de coordinación fiscal, para servir y atender la Mesa, Enrique Alfaro designó a Enrique Toussaint Orendáin.

Esta semana fueron presentados los demás miembros que integrarán la Mesa -que ahora ya no es Mesa, pero, que aún no saben exactamente cómo se llamará-, son 12, seis y seis para respetar el tema de paridad de género, y según Enrique Toussaint, quien fue el que los escogió e invitó, al ser él mismo asignado para ello por el gran elector de servidores de la fonda ubicada en Casa Jalisco.

Participan los académicos y articulistas:

1.María Marván Laborde – doctora en Sociología, The New School for Social Research.

2.Mauricio Merino Huerta – doctor en Ciencia Política y Sociología, Universidad Complutense de Madrid.

Destacan dos empresarias que forman parte de la “sociedad civil organizada” del pomposamente llamado “Comité de Evaluación y Seguimiento para Acciones de Jalisco por Covid-19”, comité que se supone está revisando el gasto del préstamo de 6 mil 200 millones de pesos, mismo que trae sub ejercicio, compras a sobreprecio y opacidad en el manejo de los recursos:

3. Marisa Lazo Corvera -Empresaria pastelera, representante del Consejo de Cámaras Industriales, organismo que propuso y avaló el endeudamiento de Jalisco por 6 mil 200 millones de pesos.

4. Carmen Villarreal Treviño-Empresaria tequilera, también representante del CCIJ, organismo que propuso y avaló el endeudamiento de Jalisco por 6 mil 200 millones de pesos. Ella ya ha trabajado temas para Enrique Alfaro, fue integrante del Consejo Ciudadano de Control y Transparencia de Guadalajara, mismo organismo que no realizó denuncia alguna mientras fue presidente municipal Alfaro Ramírez.

Tres académicos afines a las políticas de la Refundación promovida por Enrique Alfaro:

5. Armando Cruz Covarrubias – Doctor en Derecho, Universidad Nacional Autónoma de México, a favor del nuevo constituyente en Jalisco.

6. Carlos Iván Moreno Arellano – Doctor en Políticas Públicas, Universidad de Illinois-Chicago, convencido que, sin un nuevo Pacto Fiscal, no habrá desarrollo ni bienestar.

7. Carlos Moreno Jaimes – Doctor en Políticas Públicas, Universidad de Texas en Austin. Crítico de las políticas del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Luego en la lista viene:

8. Enrique Toussaint Orendáin- Periodista que ha sido señalado como “el periodista del sexenio” y a quien desde que fuera anunciado como encargado de la Mesa, que ya no es Mesa, en redes sociales se han dedicado a filtrar documentos personales de cuando trabajaba para el Gobierno del Estado en Canal 7. Llama la atención que el propio Toussaint ha hablado de ser coordinador de la Mesa, que ya no es Mesa, en esta primera etapa.

9. Isaura García Hernández –Titular de la Comisión Estatal Indígena de Jalisco y de quien no hay trabajo que destacar.

Dos personajes que aparecen en varios colectivos y agrupaciones forman parte de la lista:

10. Cecilia Díaz Romo – Ciudadana y activista.

11. Javier Hurtado González – Presidente de El Colegio de Jalisco.

Completa la docena de participantes:

12. Lucía Almaraz Cázarez – Doctora en Derecho y vocera de la Mesa, que no es Mesa, quien fue presidenta del Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción y acompaña a Enrique Toussaint cada lunes en su programa de radio por Imagen Jalisco.

En rueda de presa, precisaron Lucía Almaraz y Enrique Toussaint: “la mesa es absolutamente autónoma del Gobierno de Jalisco tanto en términos políticos, institucionales y de financiamiento. No recibirá un solo centavo del Gobierno de Jalisco y se financiará con aportaciones de la sociedad civil y de la iniciativa privada. El esquema de financiamiento y el presupuesto de la Mesa se dará a conocer en la próxima sesión pública”.

Se precisó que la mesa no tiene como propósito diseñar una ruta para que Jalisco abandone el pacto fiscal ni el pacto federal. Tampoco hay certeza sobre cuál será el mecanismo de consulta para que la sociedad se exprese sobre la relación entre Jalisco y la Federación. El énfasis no está en si se realiza o no una consulta, sino en la creación de conocimiento público y de utilidad que permita analizar el estado actual de nuestro Federalismo a profundidad”.

Aclaró Enrique Toussaint que, aunque la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana no estaba contemplada para formar parte de la consulta sobre el pacto fiscal, una vez que esta tenga conformado su Consejo, participará, en la Mesa.

Una vez que se elija el mecanismo para que la ciudadanía participe sobre la forma que quiere ver reflejados sus impuestos, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) fungirá como árbitro.

Según Lucía Almaraz y Enrique Toussaint “El propósito de la Mesa no es negociar pesos y centavos con la Federación. La Mesa buscará propiciar una discusión social y técnica sobre bienestar, desarrollo y derechos, y cómo la coordinación institucional y la distribución de facultades y capacidades entre los Estados y la Federación pueden propiciar que se mejore la calidad de vida de las personas de todo el país y se atiendan las problemáticas más agudas de México, como la crisis de salud y de seguridad.

La Mesa se sentará con todos los actores que sean necesarios, desde los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo, hasta la sociedad civil, la iniciativa privada, la academia y los partidos políticos. No hay vetos hacia ningún actor, incluido el gobernador de Jalisco. La discusión será plural y amplia: más allá de distinciones partidistas y de contiendas electorales”.

La información que se necesite se conseguirá de la misma forma que cualquier ciudadano lo haría y a los especialistas técnicos se les pagaría por sus servicios, por ello se busca un esquema de financiamiento con aportaciones de la sociedad civil y de la iniciativa privada.

Los resultados del trabajo de esta Mesa que no es Mesa, no son vinculantes. Es decir, el gobernador puede, simplemente, ignorarlos si no le gustan. Por ello, Enrique Toussaint aseguró que buscarán el respaldo ciudadano.

Y precisamente por eso, promoverán la participación de millones de jaliscienses externando su opinión sobre el Pacto Fiscal, de tal forma que sí el Gobernador decide no aceptar los resultados, tendrá que asumir el costo político que tendrá el ignorar a la mayoría de sus gobernados.

La parte más difícil para los integrantes de esta Mesa, es que, sobre los resultados de su trabajo pesará el estigma de haberse formado a partir del deseo del dueño de la fonda ubicada en Casa Jalisco.

Continue Reading

OPINIÓN

Las ocurrencias contra el COVID-19: Algo en Jalisco no cuadra

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

Algo no cuadra, algo en las sumas simplemente no se siente correcto. Es sólo una sensación en la boca del estómago; pero tiene que ver, sospecho, no tanto con quimeras y sueños de conspiraciones sino con justo lo contrario. Lo que han venido diciendo los científicos y lo que nos dicen que está pasando en el Estado, son cosas que simplemente no empatan. O el Covid no es tan seria amenaza o nos están maquillando la situación real.

Y antes de entrar en materia estatal, debido a la rispidez y necedad de los hinchas del futbol político en el Estado que buscan reducir toda crítica a un ataque operado desde algún sótano, quisiera aclarar una cosa: la revisión de la estrategia particular del estado no implica ni la defensa ni el aplauso, ni por supuesto la condena de ninguna otra; pero aquí es donde vivo yo.

En abril el Gobernador de Jalisco no paraba de hablar de la importancia de pruebas, pruebas y más pruebas y se entercó en una discusión estéril sobre el uso de las pruebas rápidas que, a mi gusto, ayudó más a tensarlo todo que a resolver algo en torno a la tormenta que se formaba en nuestro horizonte y en torno a cuya duración, alcance y potencia teníamos casi todos, sólo especulaciones endebles y erradas.

Llama poderosamente mi atención la muerte abrupta de la cantaleta de las pruebas y no es un caso aislado de narrativa agotada de un día para otro. Parece que aquí, más que una estrategia formal y seria por etapas, lo que pasa es que se ensaya una cosa y se deshecha para sacar una nueva novedad, que la crisis sanitaria se combate con saliva. Parece que la estrategia es la del prestidigitador que nos distrae de la realidad con un pase mágico tras otro: las pruebas, el doctor Narro, la inversión en hospitales privados, la deuda, el Pacto Fiscal, las mesas, la traición a la patria, la fase cero, la etapa de responsabilidad personal, el botón, El Buen Fin, el estadio de las Chivas y la necesidad de aprender a vivir con el riesgo. 

Y en medio de todo esto la muerte de Geovanni López que, al paso de los meses, está claro que de lo que se trata es de no volver a hablar de eso. Pareciera que al no volver a tocar el tema de la desaparición forzada de estudiantes podremos hacer que esa mancha desaparezca junto con otros  oprobios como la elección de consejeros de la Judicatura en un ejemplo bíblico de desaseo, pero no nos desviemos, hablemos de Covid y no de qué hicieron mientras avanzaba en el tiempo la pandemia.

¿Para qué han servido las pruebas, pruebas y más pruebas? ¿Realmente hicimos tantas? ¿Qué cosas sabemos que no sabríamos de no haberlas hecho? ¿Por qué no hay videos de doce minutos del gobernador explicándonos con sonrisa sardónica que las pruebas han dado resultado y él siempre tuvo razón? ¿No es rarísimo que no ande por la calle cantando SE LOS DIJE restregándole a López Gatell las pruebas en la cara?

No, las pruebas han pasado a segundo término; pero eso no es lo que insulta. Lo que a mí me parece majaderísimo es esto de “oiga señor, fíjese que usted nos estaba hablando de pruebas y luego le compré una calca y ahora trae un botón y no pasa el camión para ir a las chivas y todo es muy confuso ¿Me explica bien?”

Ahora les estoy hablando del Pacto Fiscal mis amores, porque lo que toca es defender a Jalisco de otra jalada y ustedes a hacerse responsables que ya están mayorcitos y no necesitan explicaciones, necesitan portarse bien”.

Y en general así es con todo y es indignante. Es imposible entender qué sentido tuvo la locura del botón y es inmensamente injusto que la autoridad ande prendiendo nuevos incendios para evitar rendir cuentas como si esta crisis se resolviera con más espuma, sonido, truenos y furia en su batalla contra los gigantes y molinos de la federación.

Es un engaño lacerante, resulta difícil tragar la versión oficial de que la pandemia global que tiene al mundo de rodillas, que está teniendo repuntes en 20 estados de la República, haya sido domada en Jalisco y que bajó el ritmo de contagios con ocurrencias que causaron aglomeraciones, botones que se usaron una vez, calcas de fase cero que se abandonaron ¿Pos cómo me sostienen el cuento de que era un plan perrísimo y bien trazado si se abandona todo a la primera usada o antes incluso de usarlo?

¿Usted ha visto una calca de la fase cero más allá de las que anunciaron en Instagram? ¿Usted sabe algo del doctor Narro y el profesor Memelovsky? ¿Algo han dicho o nomás los anunciaron para que se fueran? ¿Le hace a usted sentido algo de eso? 

A mí no, y me preocupa porque una de dos: o la pandemia no es tan seria como nos dijeron y podemos vivir en la ocurrencia o va a llegar el momento en el que sea imposible tapar el sol con un dedo y eso es sumamente irresponsable. Tenemos derecho a conocer nuestra situación de manera puntual, es hora de que las autoridades den la cara y respondan las preguntas de la gente antes de pedir más dinero y cualquier otra cosa es una inadmisible falta de respeto. 

Con todo respeto, ya párenle y trabajen en hacer esto más llevadero y no en ver qué más se llevan de todo esto.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.