Portal informativo de análisis político y social

TERRORISMO

TERRORISMO

Sep 3, 2011

Después de los lamentables y deplorables sucesos en donde 52 personas murieron en la ciudad de Monterrey, después de la locura de incendiar el Casino Royale y con un poco más de calma al paso de los días y del impacto sobre esta barbarie, puse atención en un tema que al principio no me llamó la atención, y que fue el discurso del Presidente Felipe Calderón al día siguiente del ominoso acto, en donde claramente dijo que se trató de un acto terrorista y que quienes lo perpetraron fueron eso, terroristas.

Casi inmediatamente después, el diputado del PT Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, afirmaba que tal definición era un exceso y daba un argumento que de entrada me parecía sólido; no puede ser considerado un acto terrorista porque no lleva implícito el factor ideológico y no tiene como fin obtener el poder; sin duda don Porfirio es uno de los políticos más inteligentes de México, con un bagaje cultural y experto en temas internacionales, miembro, en algún momento de su prolífica carrea política, del Consejo de Seguridad de la ONU, así que sabe del tema. Igual disertaba con mi padre el tema hace unos días y él coincide con la posición del diputado; pero en verdad no quedé conforme y traté de investigar las definiciones que existen sobre el particular, que sobra decir son muchísimas y no existe un acuerdo.

Pero empecemos por el principio; según la Real Academia terrorismo es: Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror” (SIC); como se puede observar el tema ideológico queda exento en la misma, me queda claro que el tema no es simplemente etimológico y que la carga sociológica e ideológica que se la ha dado a través del tiempo es clara y no puede quedar fuera del contexto de la definición. El tema se complica aún más cuando descubro que la ONU no tiene establecida una definición, dadas las resistencias, principalmente de Estados Unidos y de Israel, de que dicha definición pueda ser utilizada en su contra; pero más que la discusión sobre la carga ideológica y el posible fin de derrocar a un gobierno, sin importar que sea el propio o de otro país, por lo que creo que la discusión debe de ser sobre la evolución del mismo, y me explico.

Pocas veces un Estado había recibido tal embate por parte del crimen organizado, aunque casos similares los hay, Colombia es el más simétrico; la delincuencia organizada en México perdió toda proporción y queda claro que parte de su estrategia es esa, la de sembrar el terror como tal, los casos son variados, los asesinatos masivos de migrantes; la exhibición pública o en videos de las peores torturas; la utilización de artefactos explosivos, sólo por mencionar algunos, no tiene otro sentido, es el de causar terror a la población abierta, en detrimento del Gobierno municipal, estatal o Federal y, segundo, incluye el factor internacional; la mafia mexicana está presente desde la Patagonia, hasta Canadá, sin dejar fuera Europa y Medio Oriente, con lo se cumplimenta el tema de la globalidad; no es sólo un problema del Estado mexicano, es un problema multinacional. Más allá de la discusión pertinente sobre la implicación de la definición, algo me queda claro, cumplen bien con el objetivo si infunden el terror, esa es la terca realidad que por lo general rebasa a la teoría y a los discursos de toda nuestra clase política.

 

E-mail: vicente_viveros@mexico.com

Twitter: @pviveros

 

%d bloggers like this: