Connect with us

Beisbol

Osuna y Romo al rescate de los alicaídos Charros; fragorosa batalla entre Rays y Dodgers

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Cuando se pensaba que Dodgers tenía la mesa servida para adelantarse en la Serie Mundial en el trepidante juego 4 efectuado la noche del sábado, una combinación de errores, de decisiones e indecisiones y la suerte de un par de novatos, uno de ellos definitivamente tocado por la mano de Dios, impidieron que la novena californiana se adelantase en los cartones al concretar los Rays una sorprendente y cardiaca voltereta cuando se esperaba cayera el último out y se firmara el triunfo para los pupilos del polémico Dave Roberts.

Pero  en una acción digna de película norteamericana, los de la bahía lograron dos carreras con un imparable productor para colgar el 8-7 a su favor y empatar así la serie a dos juegos por bando obligando un sexto partido y quizá un séptimo que no se descarta dado lo cerrado que se ha tornado la disputa para definir al campeón del Clásico de Otoño.

Lo que al principio pintaba para ser una gran noche para los aficionados mexicanos al rey de los deportes y seguidores de Dodgers en General, terminó en un trago amargo que dejó un muy mal sabor de boca y un gran enojo dirigido al manager Dave Roberts. 

Y es que había gran expectativa por ver abrir un juego de Serie Mundial desde la lomita  de las responsabilidades al lanzador azteca, Julio Urías, quien ha venido rompiendo récords, incluso del propio Fernando “El Toro” Valenzuela, al que ya le arrebató la marca del mexicano con más juegos ganados en playoffs al sumar 6. De hecho, el malestar contra Roberts fue a causa de su decisión de retirar del partido a Urías cuando estaba a solo un out de dejar el juego ganado, generando gran polémica. El culichi fue excluido del campo con dos outs en la quinta entrada cuando la pizarra marcaba 3-2 a favor de Dodgers, habiendo dejado 9 ponches, y permitido 1 base por bola, 2 cuadrangulares y cuatro hits. 

En el sexto inning, Brandon Lowe le pegó jonrón de tres carreras al dominicano Pedro Baez para darle ventaja (5-4) a Tampa por primera vez, pero Joc Pederson pegó hit productor de dos carreras como emergente para poner a Los Ángeles arriba 6-5. Otro jonrón, ahora de Kevin Kiermaier, contra Báez, empató las acciones 6-6 en el cierre del séptimo. Y en el octavo Seager bateó sencillo que impulsó la ventaja 7-6. 

Pero cuando el cerrador Kenley Jansen estaba a un out de asegurar la victoria para los Dodgers, apareció un héroe inesperado en la figura de Brett Phillips, quien, en su primer turno al bat en toda la eliminatoria, pegó imparable para que Kevin Kiermaier anotara el empate, que sumado a un error de Chris Taylor al momento de tirar le permitió a un atrabancado Randy Arozarena llegar a home con la carrera de la diferencia.

Tanto el jardinero Chris Taylor, el pitcher Kenley Jansen y el catcher Will Smith estuvieron mal en la jugada que propició la derrota angelina.  

Pero así es de caprichoso el rey de los deportes y una vez más quedó de manifiesto. Quizá todo ello tenía que ocurrir para que se sigan gestando historias individuales de triunfo como las del cubano Arozarena, quien sin duda trae una gran estrella, y sigue sorprendiendo al mundo y destrozando todos los récords ofensivos de postemporada en la Gran Carpa. 

El antillano que tiene su historia fincada en el béisbol mexicano, pegó el sábado tres hits. Además de imponer las marcas de vuelacercas (9) y bases totales (59), el cubano ya había superado la marca del gran Derek Jeter como el novato con más bambinazos en playoffs, y empató el de hits (26) con el venezolano Pablo Sandoval, al que seguramente superará antes de que culmine el Clásico de Otoño. 

Del sinaloense Julio Urías, ya decíamos que borró el récord del “Toro” de Etchohuaquila en cuanto a triunfos alcanzados en postemporada al sumar 6, además se colocó como el cuarto mexicano en abrir un juego de Serie Mundial, y el primero en participar en dos Clásicos de Otoño, ya que en 2018 enfrentó a Red Sox.  

CHARROS CON FLACO ARRANQUE

Y ya que hablemos de Charros de Jalisco, habrá que reconocer que ha arrancado con el pie izquierdo la campaña 2020 de la LMP, el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, al sumar 3 juegos ganados, con marcadores muy cerrados, y 7 derrotas, varias de ellas por paliza. 

Si bien el conjunto dirigido por Roberto Vizcarra aún tiene pendiente el acomodo de varias piezas fundamentales en cuanto a su staff de pitcheo toda vez que falta la incorporación de elementos clave como Linder Castro, el ligamayorista Jesús Cruz Sustaita, y la reciente adquisición Rolando Valdez, igualmente está a la espera de poder contar con los  refuerzos  estrella, los ligamayoristas José Roberto Osuna Quintero y Sergio Francisco Romo.

La buena noticia para Charros y su noble afición es que ya está integrado al equipo, uniformado y entrenando para estar listo y lanzar en aproximadamente tres semana el ya experimentado pero aún joven serpentinero relevista corto, Roberto Osuna, que como sabemos es el cerrador titular de Astros de Houston de la Liga Americana en la Gran Carpa, y quien ha salido adelante de una fuerte lesión que le impidió jugar con los estelares houstonianos desde media campaña sin poder actuar en la postemporada. 

No obstante, el propio Osuna, basado en los reportes médicos y en su desempeño entrenando, ha dicho que se encuentra ya al 90 por ciento de recuperación, trabajando para pronto lograr estar listo y reforzar como debe ser a la novena zapopana. 

En este caso hay que establecer que también por voz de Osuna, está agradecido con los Charros de Jalisco, especialmente con Salvador Quirarte por el apoyo que le ha brindado durante muchos años incorporando a la organización a sus hermanos Pedro y Alejandro -este último que ya tuvo su primer turno al bat en esta campaña- y mostrando ahora su compromiso de cumplirle a cabalidad para ayudar a que los Charros no solamente recuperen su ritmo triunfador sino que sigan siendo como uno de los equipos favoritos para buscar el gallardete en esta temporada.

En cuanto al desempeño de los caporales albiazules, no se puede dejar de lado que los que ya están integrados como lanzadores, aún están en etapa de consolidación para obtener su mejor forma y volver a desarrollar el juego fuerte que estamos acostumbrados; los casos  de los  serpentineros estelares como Marco Tovar, Manuel Flores y Elian Leyva entre otros, siendo importante señalar que ante la contingencia el cuerpo técnico de los caporales ha decidido dar oportunidad a varios de los nóveles pitchers que por razón natural irán al paso del tiempo acomodando mejor su brazo como puede ser el caso de Darío Gardea, Bryand Mumulmea, y Raúl de los Reyes.

Y habrá que advertir también que algunos de los estelares que cubren con maestría su posición defensiva y de los cuales estamos acostumbrado a ver gran fortaleza ofensiva como Agustín Murillo, Amadeo Zazueta y José Manuel “Manny” Rodríguez, no están todavía en su mejor estado físico-atlético dado que reportaron un poco tarde y hay que decirlo, debido a la pandemia tras el esfuerzo concertado para que aceptaran las condiciones de tipo económico que la situación trajo consigo. 

Ojalá pues pronto los peloteros alcancen su mejor nivel y se incorporen los jugadores que faltan porque Charros no se puede dar el lujo de seguir perdiendo partidos, mientras sus adversarios que también son favoritos están haciendo buenos los pronósticos y marchan con paso firme. 

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Otro mexicano con Dodgers; Charros no camina y ya preocupa

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Tres derrotas al hilo han venido a dar al traste con la expectativa que generó el retorno a la actividad de Charros de Jalisco, al reanudarse el desahogo de juegos dentro del calendario ordinario de la primera vuelta de la campaña 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno.

Había gran expectativa de que se cumplirían las hipótesis en el sentido de que el parón obligado de 11 días decretado por los jerarcas de la Liga debido a un repunte de contagios de coronavirus contraería un beneficio para la escuadra albiceleste a fin de apretar tuercas en las zonas débiles, permitir la recuperación de peloteros lesionados, otros contagiados, y principalmente, se daría paso a la incorporación de sus jugadores estelares provenientes de Grandes Ligas y del circuito asiático.

Y hasta el pasado miércoles 18 de noviembre parecía que todo caminaba conforme a lo previsto. Al reanudar las hostilidades el martes 17, en su estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan, se impusieron al son de 4-3 a Venados de Mazatlán aprovechando su oportuno bateo, más el buen trabajo de Luis Ivan Rodríguez quien se llevó el triunfo tras lanzar seis entradas y dos tercios.  

Un día después, en tremendo juego, los de casa nuevamente hicieron valer la condición de locales al conseguir importante victoria con pizarra de 12-10 para amarrar la serie a su favor.  

Pero el jueves llegó el primer descalabro de los tres que hilvanó Charros en los últimos días, al caer 9-7 en su estadio de Zapopan, frente a unos Venados que vendieron cara su derrota. 

En esos cotejos en que el equipo jalisciense obtuvo sendos triunfos se observó más embalado, con un buen desempeño ofensivo, un trabajo sólido a la defensiva, y mostrando una buena labor del staff de pitcheo tanto de abridores como relevistas, resultando que el conjunto ya se había situado a media tabla con un balance equilibrado entre victorias y derrotas y con ello recuperaba la posibilidad de culminar la primera fase en un mejor lugar, pensando en que quizá con una serie de combinaciones pudiese cerrar en el tercer o cuarto sitio del standing, lo cual le daría un buen estamento para iniciar la segunda ronda con los puntos necesarios para aspirar válidamente a la calificación.

Inclusive, el hecho de que el cuerpo técnico ya pudiera contar con peloteros que no habían venido actuando por lesiones, y contagios mantenía la expectativa de que de a poco habría de ir enderezando la ruta. 

En ese periodo de descanso obligado, se incorporó proveniente de Ligas Menores de Marlines de Miami el receptor Santiago Chávez.

Además, se tuvo de regreso al capitán José Manuel “Manny” Rodríguez Espinoza, quien fue adecuadamente suplido por los chamacos Jared Serna, Missael Rivera y ocasionalmente Juan González Pardini, aunque más que su guante se extrañó un poco su bat.

Se activó al cerrador zurdo Brennan Bernardino mostrando su gran calidad. Y se dio la incorporación de dos buenos lanzadores, el ligamayorista Horacio Ramírez y Jason Urquidez. 

De regreso a las hostilidades los primeros dos triunfos sobre Venados fueron alentadores, se dejó ver más asentada la labor en la lomita de las responsabilidades por conducto de Marco Tovar, Manuel Flores, José Oyervides, Luis Iván Rodríguez, y cada vez mejor Alejandro Martínez, Felipe Arredondo, Iván Salas y Antonio Alemao Hernández, entre otros tirabolas.

La batería ofensiva lució más sólida con peloteros probados como Dariel Álvarez, Henry Urrutia, Julián Ornelas, Carlos Figueroa, Agustín Murillo, Amadeo Zazueta, y Japhet Amador. 

Sin embargo, a partir de la derrota en el último encuentro de la serie ante el representativo mazatleco el equipo dirigido por Roberto Vizcarra se volvió a descomponer. 

El viernes fueron blanqueados en el estadio Sonora por Naranjeros al son de 6-0, y el sábado cayeron de nueva cuenta, esta vez por 2-0. 

Queda esperar se traigan al menos la victoria en el último de los tres juegos  que se desahogan al norte del país y que a su regreso puedan adjudicarse la serie frente a Mayos de Navojoa para mejorar en algo su posición en el standing. 

Es cierto que Charros nos tiene acostumbrados a tomar ritmo a partir de la segunda mitad y la última parte de la primera vuelta, pero más valdría que más pronto que tarde consoliden una buena regularidad porque quienes mantienen los primeros sitios no parecen estar dispuestos a aflojar su paso y para Charros puede ser muy tarde cuando intente acortar distancias. 

Ahora la expectativa está puesta en el rendimiento y la rápida adaptación que logren tener jugadores que se estarán incorporando en los subsecuentes días.

Es el caso del estelar cerrojero ligamayorista José Roberto Osuna Quintero, quien proveniente de Astros de Houston hoy es agente libre y está prácticamente listo para debutar, lo mismo que el tercera base tapatío Christian Iván Villanueva Limón, quien hace ya varios días reportó con Charros después de renunciar a los Nippon-Ham Fighters, el que era su equipo en la Liga Japonesa del Rey de los deportes. 

En tanto se espera el arribo en tierras tapatías del extraordinario serpentinero ligamayorista Sergio Romo, quien deberá estar en Guadalajara el sábado 28 y de inmediato reportar a los entrenamientos de Charros en espera de que lo antes posible pueda enfundarse en la franela de los caporales y debutar con el equipo.  

Por su parte, es satisfactoria la recuperación del lanzador de Cardenales de San Luis, Jesus Cruz Sustaita y del también estelar serpentinero Linder Castro, quienes al parecer podrán reincorporarse al conjunto después de haber sido separados para cumplir sus respectivas cuarentenas por contagio de Covid.  

El que en definitiva ya no podrá ver acción con la escuadra jalisciense es Humberto Castellanos, que como se recuerda sufrió una lesión a mitad de la temporada que recién concluyó en Grandes Ligas, y su equipo, Astros de Houston le negó el permiso para jugar en el circuito invernal mexicano para dar paso a una mejor recuperación.   

Habrá que esperar pues una mejor segunda vuelta para Charros, que termine por alcanzar una mayor regularidad y ritmo sólido, a fin de que logre perfilarse y asegurar un lugar entre los participantes en playoffs, dentro de los cuales seguramente estarán Yaquis de Ciudad Obregón, Naranjeros de Hermosillo, y Tomateros de Culiacán.

OTRO MEXICANO CON DODGERS

Los Dodgers de Los Ángeles agregaron cuatro jugadores a su róster de 40 hombres antes de la fecha límite de hoy viernes para proteger a los peloteros del Draft de la Regla 5 del próximo mes de diciembre. El roster de 40 de los campeones ahora es de 36 elementos luego de agregar a los lanzadores, Gerardo Carrillo (mexicano), Andre Jackson, Edwin Uceta y al jardinero Zach Reks.

El lanzador derecho azteca de 22 años firmó con los Dodgers en 2016 y comenzó su carrera profesional en la Liga Dominicana de Verano en 2017, donde tenía 5-2 con una efectividad de 2.79 a los 18 años.

Carrillo llegó a Clase A Alta Rancho Cucamonga en 2019, donde tuvo una efectividad de 5.44 y promedió nueve ponches por cada nueve entradas en 23 apariciones (21 aperturas). Carrillo tiene una bola rápida de 60 grados, impresionó durante la Arizona Fall League 2019 con una efectividad de 2.22 en siete apariciones. 

Gerardo nació el 13 de septiembre de 1998 en Guadalajara, Jalisco. Mide 1.78 metros de estatura y pesa 69 kilos. Sus números globales en tres campañas de Ligas Menores son de 14-12 con 3.57 de ERA en 50 juegos (41 aperturas) e incluso un salvamento.(Al Bat21/11/20). 

E-mail:opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Kim Ng, nombrada gerente de Marlines, una mujer que hace historia en las Grandes Ligas

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

La equidad de género incursionó en el Rey de los deportes con una espectacular contratación el pasado viernes, al confirmarse la nominación de Kim Ng, como gerente general de los Marlines de Miami, convirtiéndose de esta manera en la primera mujer en este cargo en los 127 años de la Major League Baseball (MLB) y también en ser pionera al obtener un cargo de mayor rango en los deportes en Estados Unidos de América. 

Con esta contratación, Los Marlins de Miami han sacudido a todo MLB, siendo que también será la primera persona de origen asiático en ser nombrada para dicho rol, lo cual sin duda ha sido un momento que estará para siempre en los libros de la liga.

De acuerdo con medios de comunicación, el currículum de Ng, de 51 años, cuenta la historia de alguien para quien el béisbol ha sido una parte integral del deporte durante tres décadas. 

El padre de Ng, Jin, que murió cuando ella tenía 11 años, nació en Estados Unidos y era de ascendencia china. Su madre, Virginia, nació en Tailandia y también de ascendencia china. Si bien las calificaciones de Ng eran claras, le tomó hasta el viernes romper dos barreras importantes.

El racismo sistémico en el deporte asomó su fea cabeza de una manera muy pública en 2003, cuando el asistente especial de los Mets de Nueva York, Bill Singer, dirigió comentarios racistas a Ng, durante las reuniones de gerentes generales en Arizona. En ese momento, Ng era asistente del gerente general de los Dodgers de Los Ángeles; Singer fue despedido por burlarse de su ascendencia.

Después de graduarse de la Universidad de Chicago en 1990, los Chicago White Sox la contrataron como pasante. Comenzó con tareas típicas de alguien recién llegado, como operar la pistola de radar y trazar los lanzamientos. En 1996, había desarrollado una reputación como negociadora y ascendió en la cadena de la organización. Ese año, se convirtió en la primera mujer en presentar, y luego ganar, un caso de arbitraje, enfrentándose a Boras por el lanzador Alex Fernández.

Ng nació en Indianápolis, pero asistió a la escuela primaria en Queens, Nueva York y a la secundaria en Nueva Jersey. Aprendió el juego jugando al ‘stickball’ en la calle y más tarde fue shortstop (campocorto) estrella en el equipo de softball de la Universidad de Chicago. 

¿Su jugador favorito mientras crecía? El receptor y capitán de los Yankees Thurman Munson. Como Ng le dijo a ESPN en 2015 le gustaba Munson porque “era un jugador increíblemente valiente” y todavía tiene los álbumes que hizo con recortes de periódicos sobre la prematura muerte de Munson en un accidente aéreo en 1979.

Su relación con el director ejecutivo de los Marlins, Derek Jeter, se remonta a más de 20 años 

El gerente general de los Yankees, Brian Cashman, contrató a Ng como asistente del gerente en 1998, cuando solo tenía 29 años. Durante sus cuatro años con el club, los Yankees ganaron tres títulos de Serie Mundial y cuatro banderines de la Liga Americana. Entre sus logros: Negociar con éxito contratos con Paul O’Neill, Mariano Rivera y el entonces campocorto Derek Jeter.

“Estaba realmente emocionado por Kim cuando supe que había sido nombrada gerente general de los Miami Marlins”, dijo Cashman en un comunicado el viernes. Es maravilloso ver a la gente lograr sus objetivos declarados, y este ha sido un sueño de ella desde que la conozco.

Como asistente del gerente general de los Yankees, ella era indispensable para mí cuando comencé mi mandato como gerente. Kim era una ejecutiva incansable y dedicada en ese entonces, y en los años siguientes, ha ido añadiendo incesantemente a su conjunto de habilidades para maximizar su talento.

Ella brindará a los Marlins una vasta experiencia y conocimiento institucional junto con una conducta tranquila y una asombrosa capacidad para conectarse con los demás, todo lo cual le servirá en su nuevo rol de liderazgo como jefa de operaciones de béisbol. Le ofrezco mis felicitaciones a ella y a la organización de los Marlins”.

LIGA DEL PACÍFICO 

De no existir mayores modificaciones, es de esperar que este martes se reanuden las hostilidades en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, luego de la obligada cancelación de tres series, derivado del incremento de casos de infección por Covid-19 entre peloteros, cuerpo técnico y personal de apoyo en los diez planteles del circuito.

Los jerarcas de los clubes y dirigentes ya se han dado a la tarea de hacer los ajustes necesarios para procurar afectar lo menos posible el desahogo de la campaña 2020-2021, y esperemos que a partir de su reanudación, el desarrollo de la temporada fluya de la manera más cercana a lo normal para que no se llegue al momento en que se tenga que valorar una suspensión definitiva, que principalmente está supeditada al comportamiento que tenga la pandemia en los próximos días.

La modificación consiste en que para tratar de procurar un posible mejor equilibrio entre el número de cotejos a contabilizar en cada vuelta, la primera ronda culminará el 26 de noviembre en lugar del 22  como inicialmente estaba previsto en el calendario ordinario. 

En tanto la segunda vuelta habrá de iniciar el 27 del mismo mes de noviembre en lugar de arrancar el día 24; sumando una serie (3 juegos ) a la primera vuelta, que se le reducen a la segunda.

En el caso de Charros, regresará a la actividad recibiendo en su estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan a Los Venados de Mazatlán del martes 17 al viernes 19, y posteriormente visitará a Naranjeros en Hermosillo del 20 al 22 del presente. 

Y a propósito del conjunto jalisciense, en la semana trascendió la buena noticia en cuanto a la satisfactoria recuperación de su Coach de Infield, Elizondo Rodríguez, quien superó la enfermedad por Coronavirus.

Pero por otro lado, también se informó que un grupo más de peloteros del plantel dieron positivo a covid-19 en las pruebas de rutina que les realizan periódicamente y fueron separados del plantel para su mejor recuperación los jardineros Sergio Pérez, Fernando Villegas, Alejandro Osuna, y los lanzadores Antonio Alemao Hernández, Linder Castro y el ligamayorista de Cardenales de San Luis, Jesús Cruz Sustaita;  además del preparador físico Adrián Guerra. 

A todos ellos, así como a peloteros, cuerpo técnico y personal de apoyo de todos los equipos, les deseamos una pronta y satisfactoria recuperación.  

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Suspenden temporada durante 11 días por contagios: Coronavirus pasa factura a la Liga Mexicana del Pacífico

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Descuidos, protocolos deficientes y la irresponsabilidad de mucha gente, ha llevado a la suspensión de la temporada 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, que habrá de parar durante 11 días su calendario de la agenda ordinaria, del 6 al 15 de noviembre, a fin de replantear y reforzar las medidas sanitarias que se venían implementando y que evidentemente fueron insuficientes para evitar contagios entre los responsables del desarrollo de los juegos.

El pasado viernes, derivado de un incremento de casos positivos en el número de contaminados por coronavirus en los diferentes equipos, la Asamblea de representantes de los diez clubes que conforman la Liga celebró una reunión extraordinaria y se acordó priorizar la salud ajustándose “a la realidad mundial y al comportamiento epidemiológico”, según se dio a conocer en un comunicado que circularon la tarde de ese mismo día.   

Como ya decíamos, las medidas sanitarias dispuestas en los clubes resultaron quizá no inadecuadas, pero sí deficientes ante un enemigo muy difícil de combatir al que muy pocos países han sido capaces de contener pero ninguno ha podido vencer.    

De ahí que no sorprenda demasiado que haya podido penetrar y propagarse entre los protagonistas del juego de pelota, sin menoscabo de lo ya señalado en cuanto al deficiente manejo de medidas sanitarias en muchos de los casos tanto al interior de los planteles como en los estadios que abrieron sus puertas al público, donde lamentablemente desde los primeros juegos se pudo dar cuenta de la irresponsabilidad de muchos aficionados que no respetaron las medidas impuestas, particularmente en Sinaloa, donde fue más evidente que no se respetó la sana distancia ni la colocación correcta de las mascarillas,  amén de que no se llevó a cabo la adecuada ejecución de esquemas para garantizar la óptima sanitización  a fin de evitar riesgo de propagación del virus que genera la pandemia por COVID-19.

Además, hay que recordar que debido a los numerosos contagios ya se habían pospuesto y/o cancelado juegos días atrás; caso concreto el duelo entre Tomateros de Culiacán y Naranjeros de Hermosillo del 27 de octubre y el serial entre Sultanes de Monterrey y los propios Naranjeros, a realizarse en el estadio Sonora del 3 al 5 de noviembre. 

Sin saber a ciencia cierta en qué podría exactamente radicar la diferencia, llama la atención que otros deportes como el básquetbol se estén desarrollando de manera normal sin nada más que reportar en el tema sanitario. Quizá   radique en que tanto las autoridades deportivas como las administraciones municipales y estatales apretaron bien las tuercas para que se aplicaran los mecanismos protocolarios, y en el caso del rey de los deportes se relajaron tanto las organizaciones como las autoridades. 

De cualquier manera, es respetable la decisión de la Asamblea y habrá que desear que, al menos sin público, pueda reanudarse la temporada en las fechas ya establecidas por los mismos presidentes en un mejor contexto, con protocolos bien planeados y que se apliquen adecuadamente, deseando además que este parón no afecte demasiado el ritmo que ya traían los equipos. 

Se lamenta este incidente principalmente en el caso de Charros de Jalisco y Sultanes de Monterrey, los únicos equipos que no habían abierto sus puertas al público y esperaban hacerlo a mediados o finales de noviembre pero ante esta eventualidad todo parece indicar que prácticamente se les ha esfumado dicha posibilidad, aunque ciertamente habría sido más grave aún se hubiese mermado la posibilidad de continuidad de la campaña y nos perdiéramos la gran oportunidad que se tiene en el caso de Charros de ver a sus ligamayoristas en acción.

OSUNA SE PONE EL UNIFORME DE CHARROS

Hay que recordar que ya estarán pronto incorporados algunos buenos lanzadores ligamayoristas como Roberto Osuna quien ya está entrenando con el equipo desde hace algunas semanas y se esperaba que este mes de noviembre ya pudiera debutar, de manera que muy seguramente lo hará en cuanto se reanude la campaña, para ahora sí, consolidar esa ilusión de enfundarse otra vez en la franela de los caporales albiazules que se le ha obstaculizado por diversas circunstancias en otros años; como en 2017 cuando siendo jugador de Azulejos de Toronto ya se encontraba en Jalisco y había sido presentado más tuvo que regresar a Canadá sin poder jugar; en 2018 Astros de Houston no le permitió jugar pues recién llegó y terminó con fatiga propia de la labor de postemporada, y en 2019 ya casi con un pie en el diamante, ingresado en el roster para la postemporada, al final no obtuvo el permiso, ya que el equipo houstoniano lo dejó colgado de la brocha negando la autorización que ya había otorgado verbalmente y nunca envió el escrito confirmándolo con el pretexto de estar inmersos en el escándalo del robo de señales. 

ES AGENTE LIBRE

Hoy sí estará pues, es agente libre y además de mantenerse en forma jugando en béisbol invernal mexicano casi un par de meses, buscará la LMP sea el escaparate para lucir y firmar un contrato en excelentes términos para la campaña 2021 con algún equipo grande de la Gran Carpa que se especula podría ser Dodgers, Padres, Rays, Medias Rojas, e incluso Yankees de Nueva York.

También se espera el arribo del carismático serpentinero Sergio Francisco Romo, quien tampoco  pudo venir el año pasado al no permitírselo Mellizos de Minnesota, pero esta ocasión también es agente libre y tiene el mismo propósito que Osuna; volver a catapultarse a un nuevo contrato, ya que el colmilludo taponero aún tiene mucha magia en su brazo para dominar bateadores con su fenomenal movimiento de la bola.

Se tiene previsto que Sergio arribe ya en la segunda  semana de noviembre y esté listo para activarse quizá a finales del presente. 

Se espera además a Humberto Castellanos proveniente de Astros de Houston, en tanto Jesus Cruz Sustaita de Cardenales de San Luis ya se encuentra en Zapopan entrenando para incorporarse también en cuanto se reanude la temporada. 

De Christian Villanueva, quien juega para la Liga Japonesa, se sabe que puede llegar de un momento a otro proveniente de Asia para reforzar la ofensiva con su potente bateo que le caracteriza. 

Ojalá pues los equipos puedan aprovechar adecuadamente estos 11 días que tendrán de suspensión de juegos y que no afecte a los que ya venían desarrollando un buen ritmo o lo estaban comenzando a tomar.  

En el caso de Charros que no ha terminado todavía de consolidar un buen nivel, es de esperar que sea de esos conjuntos que puedan sacar ventaja de este parón; tanto para lograr que se recuperen de sus lesiones elementos valiosos como Gabriel Gutiérrez y José Manuel “Manny” Rodríguez, como para que el resto de peloteros puedan alcanzar un mejor nivel de lo que han mostrado hasta ahora, y como ya decíamos, arriben los estelares ligamayoristas procurando estén listos pronto para reforzar al conjunto en busca del éxito que les permita una vez más estar en condiciones de pelear nuevamente por el título del campeonato.   

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.