Portal informativo de análisis político y social

CIRCO, MAROMA Y TEATRO

CIRCO, MAROMA Y TEATRO

Sep 17, 2011

Inadmisible lo que sigue pasando en el Congreso jalisciense con el tema del auditor. El circo que continúan montando. El salón de sesiones del Pleno, la pista principal. Este tema como había mencionado antes, sólo lo traen “paseándose”. Está claro que no quieren hacer nada, para darle salida digna a esta situación. Hay miedo, hay ignorancia y hay demagogia en los diputados.

El bloque priísta, se ha mantenido firme en su posición y no ha querido dar visos de que haya un castigo o una remoción de Alonso Godoy. Ni siquiera Rocío Corona, quien se quiso vestir de heroína, tiene la solución real. Hasta donde yo sé, no se contempla en la ley la separación temporal de un auditor, y eso fue lo que propuso ella, así que no es la que precisamente quiere cortarle la cabeza a Godoy.

Por otra parte, para destituir en dado caso a un auditor, se necesita el voto de dos terceras partes (o sea, 26 diputados) y no como nos hicieron creer, que perdimos por un voto, la oportunidad de ver fuera de su cargo a Godoy Pelayo. Saltan a la vista las incongruencias de algunos diputados que dicen una cosa pero hacen otra, como de Héctor Álvarez, quien dijo que quería ver fuera a este personaje y en la votación ficticia de la semana pasada, sufragó en contra de su bancada, a favor de la no salida temporal del Auditor.

La ausencia de Enrique Aubry, quien también ha estado ante la opinión pública a favor de la destitución de este personaje; las demás ausencias como la de Olga Flores y Alfredo Argüelles, no sorprenden porque ni a una ni a otro les conviene la salida de Alonso. A Olga porque al igual que Raúl Vargas, defienden a ultranza la posición del Grupo Universidad que tiene turbios intereses en que no se vaya Godoy; y a Chema Martínez y a Argüelles, porque donde abra la boca Godoy Pelayo les va como en feria.

Lo cierto es que, como comenté antes, legalmente es difícil que surta efecto una remoción del auditor, y aunque bajo artilugios legaloides se haya hecho de 10 millones de pesos, no quiere decir que sea correcto ética y moralmente. Lo lamentable del caso, es que los diputados han alargado esta novela, para confundir, enfadar y por esos motivos, rezan porque a la gente se le olvide el caso, pero aunque no logremos ver fuera a tan deshonesto funcionario, no significa que se nos vaya a olvidar la farsa a la que se han prestado nuestros “representantes” en el Congreso.

La mayoría apuesta a que se cierre el caso y no pase nada –una vez más– ni con el auditor, ni con las pasadas legislaturas que han hecho sus triquiñuelas y que buscan afanosamente que sigan enterradas y nadie las descubra. Por eso tal enredo, por eso la desaparición de documentos clave que incriminan el acto de otorgarle la suma millonaria a Godoy. Por eso varios diputados suspiran por alcanzar otro cargo público, pues buscan con desesperación, ya no el hueso, sino el fuero porque saben que les están pisando los talones.

Lo que necesitamos es una depuración de elementos en el Congreso, esperar a que salgan los actuales y escoger opciones sanas, con calidad moral, con historial de servicio a la comunidad, ciudadanos… ¿por qué no? Como usted y como yo, que representen verdaderamente nuestros intereses. En su momento refrescaremos la memoria del electorado en caso de que se le hubiese olvidado los nombres de los que han hecho del Congreso un circo barato.

*Activista social y ciudadano indignado

Facebook: Carlos Casillas Gómez

Twitter: carloscasillasg

One comment

  1. alfrdo jimenez solis /

    carlos yo pienso que en este caso que mencionas no hay voluntad tanto politica como ciudadana, porque? porque a los legisladores les conviene estar estirando y afojando para mantener el asunto enrredado puesto que de alguna manera ya tubieron su arreglo en lo oscurito, y nosotros los ciudadanos por no manifestarnos exijiendo la salida de ese personaje, y llegar al fondo del problema DONDE ESTA EL DINERO?