Connect with us

DEPORTE/CULTURA

Los abusos y engaños: La afición despreciada

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

Cuando nos referimos al futbol es señalar el comportamiento social del individuo en función de su actividad deportiva, no como protagonista sino como simple espectador aficionado.

Para los escépticos aristócratas o intelectuales, el futbol lo toman como circo maroma o teatro, como un distractor de los problemas político-sociales que ocurren en el país y luego llegan a afirmar, como buenos “villa melones”, que el gobierno quiere que gane tal o cual equipo para tenerlos contentos y no existir mayor problema por los excesos de la corrupción y los problemas diversos del país.

Brevemente, sin salirnos del tema futbolístico, la única actividad deportiva que es una completa farsa, lo es sin discusión la mentada “lucha libre” no solo mexicana sino en el mundo donde previamente entre los dueños del negocio llámese asociaciones determinan quién va a ganar una lucha establecida donde, con todo respeto, la ignorancia de algunas personas los lleva a idolatrar personajes prefabricados que bien cabe el concepto “circo, maroma y teatro”. Lucharán a tres caídas sin límite de tiempo, y “casualmente”, todo se desarrolla en un tiempo determinado justo para las transmisiones televisivas que marcan con exactitud el inicio y final de dichas actividades.

El futbol como la mayoría de las actividades deportivas gana quien mejor esté preparado, aunque en ocasiones al árbitro o silbante del encuentro puede influir con sus decisiones intencionales o no para el triunfo de un equipo determinado (América mal pensados) que puede ser cualquiera.

En este sentido de la afición la pasión les gana y peor aún, el fanatismo radical llevándolos a los excesos negativos usando la agresión verbal y en muchas ocasiones físicamente peleándose contra todos y no se diga las porras tradicionales mal llamadas “barras”, manipulados en exceso, importados de la propia Argentina que gracias a Andrés Fassi, de nacionalidad argentina, brazo derecho del dueño del equipo Pachuca Jesús Martínez lo convenció a importar un grupo de fanáticos idiotas enajenados que como desquiciados, sin freno, con tambores, trompetas, matracas y demás gritan y saltan todo el encuentro de los partidos gritando con frases y leyendas preestablecidas que toda barra de otros equipos repite sin conciencia: “yo si le voy le voy a…” refiriéndose a su equipo preferido o bien las groserías en rima al rival de manera retadora que lastimosamente las barras llegaron para quedarse (poco más de dos décadas).

Actualmente, es común los tatuajes en el cuerpo, principalmente en los jóvenes de ambos sexos, menores de 30 años de edad en promedio que lloran y “sufren” la derrota, máxime si los capta una cámara de TV en el estadio en la tribuna, besando la camiseta y escudo que portan que por supuesto no son expresiones propias sino de una conducta prefabricada.

Las “porras” que lamentablemente cambiaron en extremo, existe un personaje aficionado fanático de Atlas de Guadalajara que se dedica de oficio “lustrador de calzado” y tiene su negocio en el famoso barrio de Santa Tere con fotografías y banderines en la pared que ufana y orgullosamente afirma, ser el iniciador del grito estúpido y vulgar de eeeeehhhhhh pu…to, que surgió a raíz del guardameta Oswaldo Sánchez que emigro al equipo Chivas y cuando jugaba en el estadio Jalisco contra sus ex la porra oficial del Atlas, justo atrás de la portería de la zona norte en la parte baja de las graderías del estadio cada que despejaba el balón de su área gritaban en coro la majadería señalada que lamentablemente se hizo moda, por decirlo de esa manera, en todos los estadios del país incluyendo en USA con la complacencia de todos (comunicadores, comentaristas, inspector autoridad, árbitros etc.), que lejos de reprochar los comentaristas televisivos les parecía gracioso que esta situación vino a repercutir con la participación de la Selección Nacional en justas mundialistas que al percatarse FIFA del significado homofóbico de ese coro, situación que prevaleció que el organismo internacional se vio obligado a multar a México (FEMEXFUT) que como por arte de magia empieza a desaparecer que la temporada pasada 2019 al equipo Atlas le suspendieron en encuentro en vivo por insistir en los aficionados ese grito generalizado.

Al ser el futbol una empresa privada, los dueños de equipos hacen y deshacen comprando y vendiendo sus franquicias como mejor les conviene sin importar la ciudad o plaza que juegue un equipo, TV Azteca (Salinas Pliego) vendió sus equipos Morelia y Atlas donde el primero de plano lo desapareció de su capital morelense dejando a su afición sin equipo de primera, de forma abrupta con la tristeza de los morelianos.

En la capital del país el equipo Atlante de gran arraigo que se fue a segunda división, cambió de sede en Ciudad de México por la de Cancún vegetando en esa categoría; el Atlético Español (equipazo), desapareció también de Ciudad de México; Necaxa (vendido por Televisa) cambiando su sede a la ciudad de Aguascalientes; Unión de Curtidores de León, Guanajuato, Chiapas; en Guadalajara, Nacional, Oro; Jalisco las universidades UAG que tiene franquicia en tercera división y la U de G quedando en el limbo en la extinta división de ascenso por consecuencia todos los aficionados y simpatizantes de estos equipos quedaron en el olvido.

Cuidad Madero al pertenecer al Sindicato Petrolero con manejos económicos de corrupción, Oaxtepec del IMSS también desaparecieron.

Los equipos de Tampico, Zacatepec, Celaya, Veracruz, Irapuato que obtuvieron campeonatos en primera división tienen años compitiendo en la extinta llamada División de Ascenso, también la Universidad de Tamaulipas buscan afanosamente regresar al máximo circuito algunos hundidos en la mediocridad y otros con ciertas ambiciones de campeonar.

Podemos resumir, valga la comparación, la afición con el pueblo de un gobierno que dice estar de su lado y a la hora de la verdad los hacen a un lado en el caso de la afición tratándose de clásicos nacionales o regionales, los boletos para los encuentros les suben el precio al doble de lo normal, “como premio a su fidelidad”, lo que demuestra la mezquindad de los dueños de equipo en aras de la comercialización a costa de su propia gente que compran sus camisetas, los boletos al estadio y viajan con el equipo pagando sus gastos para a final de cuentas darles la puñalada trapera.

Correo electrónico: etrememodelos@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTE/CULTURA

Sigue la indisciplina: La vida loca de los futbolistas

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

En el futbol profesional su entorno pero fundamentalmente sus protagonistas que son los jugadores deben ser ejemplo para todos dentro y fuera de la cancha como ídolos deportivos en el compromiso social principalmente para los infantes.

Tampoco se trata de llevar una vida de seminaristas, que esto dentro de su preparación tienen actividades normales sin excesos ni distractores, consagrados para el sacerdocio cultivando la mente y el espíritu de la palabra y doctrina de la Iglesia Católica.

No es un tema de reglamentos internos de orden y conducta en el que no debiera prevalecer lineamiento alguno, se trata simple y sencillamente de sentido común imperando la lógica, que por la naturaleza de su actividad se es un deportista de alto rendimiento que debe llevar una vida moderada sin excesos entregado en cuerpo y alma como jugador profesional.

Ciertamente, los usos y costumbres se vuelven reglas no establecidas; las fiestas con bebidas embriagantes, las desveladas, los burdeles o los llamados antros donde proliferan las drogas (tachas, éxtasis, cocaína, crack, “polvos mágicos” que les ponen en las bebidas a las mujeres sin que se den cuenta para desinhibirlas y despertar el libido sexualmente), son actividades para la gente común donde existen vicios de conducta inadecuada generacional y procederes costumbristas.

Comúnmente, como dirían los letrados es el “vulgo” donde suceden este tipo de situaciones, los novios que deciden contraer nupcias en las mentadas despedidas de solteros(a), para olvidarse de la vida mundana donde los amigos invitan al novio con alguna taibolera como “premio” de su soltería, que incluso es común tener relaciones sexuales con ellas; lo mismo las mujeres que más recatadas y menos exhibicionistas contratan al “striper” en casa particular para despedir a la novia en las mismas condiciones que el hombre.

La vida del futbolista se presta para “desorden”, en las concentraciones en los hoteles previos a los encuentros deportivos, donde el espíritu de esta situación es preservar el estado físico-atlético del jugador por el desgaste mayúsculo de un encuentro de 90 minutos que en la actualidad tiene un ritmo vertiginoso y los médicos y nutriólogos cuidan todos los aspectos para un mejor rendimiento en cancha; los desgarres y calambres musculares obedecen precisamente a un descuido en la relación íntima de pareja que se supone ocurre con los jugadores casados, que los jóvenes dan rienda suelta a sus emociones propias de la edad, y es por ello el tema de las concentraciones sin importar el jugar como local y con mayor razón de visitante. En selección nacional (Vela, Márquez, Salcido, Fabián) la más reciente en gira resultaron “damitos”, las chicas que llevaron a su hotel de concentración.

Esta situación es desde siempre donde antaño, incluso el licor, era el problema que se dice sacaban jugadores de las cantinas dándoles un baño de agua helada para jugar sus encuentros oficiales.

Lo que es absurdo y ridículo es la ignorancia de muchos periodistas deportivos que discuten el reglamento interno de los equipos para poder sancionar cuestiones anómalas pretendiendo juzgar con el librito en la mano y lo peor de todo los directivos neófitos que se dejan manipular por los medios para llevar a cabo correctivos disciplinarios.

En este mismo medio comentamos de los jugadores “Chivas” que en el mismo tenor su villamelón propietario Amaury Vergara se dejó llevar por los medios, para no solo sancionar a sus jugadores, sino despedirlos sin ninguna consideración (Dieter Villalpando, Eduardo López “la Chofis”, Alexis Peña y José Juan “Gallito” Vázquez.), la única justificación sería de Villalpando acusado de abuso sexual de una menor de edad, que el jugador afirma fue chantaje donde su directiva no apoyó su versión despidiéndolo.

Es increíble que a pesar de conocerse la situación de los jugadores de “chivas”, sus homólogos de la máquina del Cruz Azul hagan lo propio exhibiéndose incluso con el uniforme y escudo oficial en una fiesta con “amiguitas” de ocasión en un video filtrado por algún renegado “amigo”, ingiriendo licor y bailando con las féminas, que se ve claramente a su goleador uruguayo Jonathan “Cabecita” Rodríguez haciéndola de conquistador con una dama.

Los bisoños y noveles directivos (no cronológicos) de la Cooperativa del Cruz Azul al igual que sus antecesores (La familia Álvarez), que desconocen a profundidad el teje y maneje del futbol y su entorno llevan una investigación que más esperan los comentarios de los medios que los suyos propios para ejercer correctivos poniendo en predicamento el despido del jugador o una sanción económica, que todos sabemos debe ocurrir.

Para terminar, existe una larga lista de indisciplinados futbolistas empezando por el Gobernador de Morelos (América) , como pendenciero, Luis Alves Sanguinho (América) publicando videos comprometedores, Renato Ibarra (América) ecuatoriano golpeó a su esposa embarazada, Omar “el gato” Ortiz (Monterrey) secuestrador delincuente y el más reciente caso de novel futbolista Joao Maleck (Santos laguna) que tras “reventar” en un antro bailando e ingiriendo licor por su imprudencia ocasionó un choque donde falleció un matrimonio recién casado, causando conmoción e impacto social, en un juicio amañado que indignó a propios y extraños donde la madre de la difunta esposa reclama justicia.

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

El clasismo se vive en el deporte: Circo, maroma y teatro

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

Cuando de espectáculo se refiere nuestro país cuenta con un amplio abanico de actividades diversas entre las que destacan la cultura, artes y el deporte, donde esta última tiene en el futbol las preferencias de manera masiva por excelencia, como lo demuestran sus aforos que son sus estadios destacándose la capital del país con el majestuoso Estadio Azteca, obra por cierto de arquitectos mexicanos (Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca), cuya construcción inició el año de 1962 y fue inaugurado el año de 1966, con capacidad de 110 mil espectadores con modificaciones que en la actualidad 2021 es de 87 mil espectadores, cómodamente sentados en dos niveles que tienen los palcos en medio de su circunferencia, con la clase pudiente en los palcos respectivos.

El Estadio Jalisco es una réplica del Azteca que inicialmente tenía una sola planta (1960) de 30 mil espectadores que se amplió previo al Mundial de 1970 a 60 mil, creándose Clubes Unidos de Jalisco con Guadalajara, Atlas y Oro, y se integró la Universidad de Guadalajara a mediados de los 70’s, desapareciendo el Oro por Jalisco.

Mencionamos esta situación para establecer la importancia del futbol como espectáculo masivo superior a cualquier otra disciplina de conjunto.

La Universidad de Guadalajara se incorpora como accionista y copropietario del inmueble teniendo la concesión del estacionamiento, que como dirían algunos “agandalló” ese jugoso negocio con el manejo administrativo y absoluto donde Chivas de Guadalajara forjó la mayoría de sus títulos de Liga anuales en ese inmueble renunciando a sus acciones por el empresario Jorge Vergara, donde la ambición para tener su propio estadio sacrificó el Club Social y Deportivo Guadalajara Colomos demoliéndolo y vendiéndolo al mejor postor así como el Club San Rafael Chivas para enfocarse en su estadio propio en la Zona del Bajío del poniente de la ciudad (Estadio Akron).

Para algunos intelectuales (muy pocos), el futbol representa el populismo, donde en nuestro particular punto de vista la “lucha libre” lo es por excelencia, donde cabe perfectamente el término “circo, maroma y teatro” en su máxima expresión con un espectáculo de “engaña-bobos”, con ídolos prefabricados donde los llamados héroes son los llamados “técnicos” y los villanos son los “rudos”.

Estos últimos participan directamente de las artimañas de los luchadores, donde el llamado réferi es copartícipe de las trampas y anti reglamentos deportivos ensuciando “La Buena Lid” de la competencia misma, un auténtico show donde los enmascarados son los ídolos de todos, principalmente la niñez teniendo como su máxima leyenda de todos los tiempos al Santo, el enmascarado de plata.

Verdaderamente el fervor y la idolatraría de la gente era manifiesta a grado tal que la empresa Televisa lo llevó a las pantallas, haciendo películas como producto de exportación mundial. Todo tomado de una actividad deportiva identificada como parte de la cultura de este país de manera literal: a base de sangre, sudor y lágrimas.

En este sentido de la lucha de clases, por llamarlo de esa manera, aparece la tauromaquia de gustos refinados con nivel de excelencia, con espectadores en su inmensa mayoría pudientes, damas bellas y elegantes, esto es de nivel económico elevado donde curiosamente sus máximos exponentes que son los toreros nacen de la barriada popular, principalmente en sus inicios, con dinastías nacionales y españolas principalmente de jerarquía, que se juegan la vida cotidianamente con el animal que es el toro de lidia.

El clasismo es un fenómeno social que aparece en todos los ámbitos, por lo que el deporte no es la excepción, donde la llamada aristocracia conservadora mantiene el entorno de la fiesta brava con propiedades rurales como haciendas y ranchos de ganado fino.

Ahí crían toros de lidia, principalmente; en esos mismos lugares también se creó el deporte nacional, la charrería, con un nivel económico elevado. La mayoría de quienes lo practican se dedican al campo y a la crianza de animales diversos (caballos, toros, vacas entre otros animales), con un numero considerado de ellos con un mantenimiento elevado.

Aunado a los capataces, arrieros, entrenadores de animales de alta escuela, la indumentaria, los accesorios, trajes de gala, botas y botines de una indumentaria especial, destacándose el “traje de luces” de los toreros que son costosísimos, elaborados con bordados de oro y seda, algunos importados de España, que cuando el torero no es consagrado desde novillero paga sus toros de su propia bolsa donde la mayoría tiene a sus apoderados patrocinadores que son quienes se llevan un porcentaje importante que fluctúan en los toreros de línea de un mínimo de $30,000 a $ 300, 000 por corrida, que en España se cotizan de $1,500 000 a $3,500 000 euros.

Por último, el boxeo que sus peleadores en su inmensa mayoría surge de la pobreza extrema, casi sin excepción, con familias numerosas que llegan a ganar cantidades estratosféricas por derechos de transmisión, la bolsa establecida por pelea, la publicidad en short y otras regalías que en el caso de Saúl “El Canelo” Álvarez, le pagaron un contrato de más de 365 millones de dólares por 11 peleas y que se vio truncado desconociéndose la indemnización hacia el peleador con Golden Boy Promotions en el que el tapatío “Canelo” quedo comó agente libre, cotizándose por separado con el 100% de ganancias.

En conclusión el futbol como espectáculo ofrece a las mayorías una disciplina de las favoritas donde su afición tiene un lugar preponderante en el contexto mundial y en México existe un nivel óptimo que muchos jugadores extranjeros principalmente sudamericanos tienen la ilusión de venir a nuestra Liga MX.

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

El despido del “Piojo” Herrera: América de mediático a mediano

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

El futbol es un tema controversial tratándose de gustos y preferencias, máxime si lo es en las entrañas de su actividad misma. Como negocio, el futbol resulta muy lucrativo y noble donde su afición consumista en los equipos los cobija sentimentalmente y los acepta como propios en un marco de apasionamiento en el que ciega las conciencias y obscurece el pensamiento, donde algunos rayan en el fanatismo desmedido.

Comúnmente los dueños de equipos son auténticos “villamelones” que carecen del conocimiento profundo del futbol, algunos tienen el respaldo de sus empresas como ocurre concretamente con el equipo América, de manera generacional con los Azcárraga, que ninguno de ellos sabia de futbol, que con su plata de la empresa más influyente como lo es Televisa, preocupados y ocupados en el futbol logrando tener un equipo competitivo gracias al concurso y apoyo del jalisciense Guillermo Cañedo para estructurar con solvencia que contrarrestara el gusto y las simpatías de los años 50 y 60 con las “Chivas rayadas” de Guadalajara que se convirtieron en el llamado “Campeonísimo” en virtud de obtener 7 de 9 campeonatos anuales de Liga, este equipo americanista se hizo a base de poder no solo económico sino influyente al tener prácticamente el control de la FEMEXFUT desde siempre con arbitrajes amañados y preferenciales por décadas construyendo su Estadio Azteca en CDMX con el apoyo de los siervos incondicionales de su propia televisora con los comentaristas y conductores que magnificaban todo cuanto hacía su equipo.

La mercadotecnia y toda la maquinaria publicitaria de editoriales en periódicos, radio y la propia televisora dan como resultado un equipo que se ha posicionado con etapas trascendentales en su historia que actualmente 2020 tiene más títulos de liga alcanzando a “Chivas de GDL” y superándolo con uno más que ellos.

Por supuesto que las presiones de sus propios comentaristas de Televisa lo encumbraron como poderoso, con frases absurdas como su “ADN” (diseñado para ganar siempre), equipo mediático que lo reconocen por sus arbitrariedades, que lo odian por tramposo y abusivo a través de su historia a grado tal de encarcelar con triquiñuelas legaloides al poblano Emilio Maurer que les quitó el control de la FEMEXFUT con el llamado “Cuico” Francisco Ibarra como presidente y contratar a César Luis Menotti, campeón mundialista con Argentina para dirigir brevemente a la selección mexicana en una afrenta al monopolio de siempre quitándoles el contrato millonario y adjudicárselo a TV Azteca en los derechos y exclusividad.

UN CONJUNTO ALTAMENTE COMPETITIVO

Por otro lado, siendo objetivos el equipo de la televisora es altamente competitivo, manteniendo siempre equipos con jugadores sobresalientes nacionales y extranjeros que de inmediato se ponen la camiseta en sus declaraciones resaltando llegar al futbol mexicano con el equipo más importante y ganador que repiten como loros en entrevistas, lo mismo que sus entrenadores llámese director técnico junto a su sequito de auxiliares que todos se compenetran en esa mística de ganadores que contribuyen y promocionan manipulados por sus siervos fieles de comentaristas que se encuentran diseminados en todas las televisoras: TV Azteca, ESPN, FOX SPORTS, IMAGEN, etc. Sintiéndose los mejores del universo comparándose con el Real Madrid o Barcelona pretenden establecer la idea de fracaso rotundo al no campeonar todo torneo disputado (2020) principalmente la Liga local, despidiendo injustamente a Herrera.

Es así como vemos desfilar entrenadores, que en el caso concreto del llamado “Piojo” Miguel Herrera que vegetó sin mayor relevancia en equipos diversos como Atlante, Monterrey, Veracruz, UAG, Atlante, con América (Campeón de Liga 2013 y 2018), Copa México en (2019), en Selección Mexicana realizó un extraordinario papel en nuestro concepto que terminó en la segunda ronda del mundial Brasil 2014, con la ilusión de seguir avanzando truncado por Holanda.

El embeleso de la relación “Piojo” – Televisa se vio estrepitosamente truncado de tajo al perder toda competición de copa, liga y CONCACAF que pese al contrato que este mismo año 2020 firmaron hasta el 2023 los despidieron sin consideración alguna.

En un análisis futbolístico a la Liga con un plantel extenso como siempre con jugadores que no rindieron y pesaron por su jerarquía como el mexicano Giovani dos Santos, el golpeador de mujeres Renato Ibarra ecuatoriano, que lo vendieron al Atlas, que lo correcto era su despido, un “Memo” Ochoa en el declive de su carrera con paupérrima actuación y los lesionados titulares que tuvo que improvisar con la relevancia de Sebastián Córdoba y Jorge Sánchez seleccionados nacionales con el olfato goleador de Henry Martin.

El nuevo técnico Solari contratado más por logros familiares que por los suyos propios con un fracaso de técnico con el emblemático Real Madrid y que no ha ganado nada, pero es argentino.

La traición de Santiago Baños (presidente Deportivo), con su hermano “El piojo” Herrera y las presiones de los medios de comunicación obligan a la directiva a cesarlo cuando en todo caso ambos deberían irse.

América dejo de ser hace mucho tiempo la “aplanadora” y el equipo a vencer donde Chivas de GDL tiene más seguidores y es por mucho el equipo más importante y significativo del Futbol Mexicano.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.